El Diseño Gráfico como manifestación de la Comunicación

Por Andrés Hernández Castaño

poster-diseno-graficoEl concepto Diseño Gráfico como expresión de la comunicación, de convivencia y entendimiento social, no es solo la expresión del discurso comunicativo que le proporciona al ser humano el contacto con un mundo nuevo y dinámico, sino que como manifestación de la cultura posibilita enriquecer su pensamiento, logrando una extensión y una participación más consciente y activa. De ahí se desprende la importancia de enfatizar en la particularidad de que el diseñador gráfico no es solamente un conceptualizador de mensajes, sino también y fundamentalmente un organizador científico de los procesos comunicativos visuales.

El diseño gráfico es una manifestación de la comunicación social relativamente joven que tiene sus referencias a partir de la década de 1950 y principio de 1960 del siglo XX, no obstante su evolución histórica es considerada por los historiadores (Satué, 1995) , (Craig y Barton, 1987), entre otros, desde el momento en que el hombre, para comunicarse se expresara a través de los pictogramas y anagramas que representaban su realidad, estas formas de comunicación tienen sus antecedentes: primero a través de los canales no verbales de la comunicación como los gestos y posteriormente a través de los canales verbales, todo ello como resultado del trabajo, lo cual posibilitó que el ser humano reprodujera en el pensar el mundo que lo rodeaba y las relaciones que establecía con otros miembros de su comunidad. Desde la representación de las ideas, a la escritura de los sonidos y posteriormente a la escritura silábica fue lo que condujo consecuentemente a la escritura alfabética. Durante estos años los textos y las imágenes se estamparon en diferentes soportes como el pergamino, la vitela y la seda lo que contribuyó invariablemente a conservar la memoria histórica. (Casanueva, 1990).

El perfeccionamiento de este proceso histórico de la comunicación visual, condicionó a la imagen como mensaje de comunicación social, como una relación dialéctica de carácter interactivo entre actores de un lenguaje común.

Al aclarar las fuentes del diseño gráfico James Craig y Bruce Barton, plantean lo siguiente:
La historia del diseño gráfico es una infinita fascinación: la magia de las primeras imágenes; la belleza de los jeroglíficos egipcios; la evolución del alfabeto fonético; la genial invención de Gutenberg; la acelerada mecanización de la composición gráfica y la explosión de la imaginación en el siglo veinte. Con una herencia tan fértil, desafortunadamente muchos diseñadores gráficos saben más sobre la historia de la pintura que sobre la historia del diseño gráfico. Una de las razones para esta contradicción tal vez sea la creencia de que el diseño gráfico es una innovación del siglo veinte y que es una profesión sin historia. Esto no es verdad porque el diseño gráfico -o comunicación visual- empezó en los tiempos prehistóricos y ha sido practicado durante siglos por artesanos, escribanos, impresores, artistas comerciales e incluso pintores. (Craig y Barton, 1987: 9,).

Con la invención del tipo móvil y de la imprenta en el siglo XV (año 1440 por Gutenberg en Alemania) nace el libro y su democratización, este medio que puede ser leído, releído y conservado convierten al libro en un vehículo de comunicación por excelencia. Estos procesos tecnológicos a partir de la invención de la imprenta influyeron determinantemente en el desarrollo de la comunicación como estructura organizada para la masificación de la información, al mismo tiempo que condicionaron el perfeccionamiento de una estructura de pensamiento en el futuro diseñador gráfico como organizador de la información, dotándolo de conocimientos y habilidades para la creación de comunicaciones visuales que contribuyeron invariablemente a la formación de la sociedad moderna. Mensajes de comunicación visual que han estado en correspondencia con la lógica interna y con la función que hoy desempeña el diseño gráfico contemporáneo. (Casanueva, 1990).
Del siglo XVI al XIX se manifestaron acontecimientos que enmarcaron éstos, como siglos de transición en el desarrollo del diseño gráfico, mediado por la influencia de la Revolución Francesa y la primera Revolución Industrial, que se extendió desde 1750 hasta 1848 tanto en el desarrollo del comercio, como de las actividades de comunicación para la ejecución de procesos económicos. Es de suma importancia comprender como los acontecimientos socio políticos e ideológicos que se produjeron en cada momento histórico influyeron decisivamente en la evolución y desarrollo del diseño gráfico desde la creación misma de los tipos móviles hasta la concepción y desarrollo del diseño de libros, el diseño de periódicos y de los carteles como producción comunicativa socio-cultural, caracterizada por la dinámica creativa y liberal de la época. (Wikipedia, 2005)
El diseño gráfico tuvo una evolución gradual, hasta finales del siglo XIX, cuando en Inglaterra, se evidencia una clara división entre los conceptos de bellas artes y artes aplicadas, ya en el siglo XIX la automatización afecta a toda Europa, la industria de la impresión incorpora la máquina semiautomatizada diseñada por el alemán Friedrich Köenig, siendo hoy en día la impresión offset, uno de los cimientos fundamentales de la comunicación moderna, contribuyendo a que el diseño gráfico potencie las posibilidades de un proceso de comunicación de alta capacidad creativa física y comunicativa de los mensajes. (Fraticola L, 2005).
Entre 1891 y 1896, William Morris generalizó algunos de los productos gráficos más significativos del Movimiento de Artes y Oficios (Arts and Crafts), y fundó un negocio de diseño de libros de valioso nivel artístico y comunicativo. (Satué, 1995). La permanente atención que Morris dedicó al diseño gráfico, en especial al diseño tipográfico y del libro, se deduce anticipadamente de las colaboraciones editoriales que en este campo realizaba al entrar en contacto con los editores de sus poemas, estableciendo la separación del diseño con respecto a la producción y las bellas artes. Morris también fundó talleres de trabajo tan influyentes, que se podría hablar de un estilo propio desde el último tercio del siglo, el llamado Arts and Craffs Still, inspirado en modelos góticos y orientales. (Satué, 1995).
A finales del siglo XIX aparece el diseño de carteles como una expresión de la vida económica, social y cultural, en este periodo se destacan los carteles de Toulouse-Lautrec.
Henri de Toulouse Lautrec (1864-1901) influyó notablemente en la elaboración del cartel moderno (poster). Entendía que los carteles eran un medio de comunicación con otras personas, que se dirigía a cierta audiencia. Descubrió la importancia de trasladar su trabajo a la imprenta, y aprovechó la litografía a gran escala. La tradición clásica de la tipografía centrada, usando varias formas de letras, tuvo sus orígenes en los letreros y en la caligrafía, pero hubo innovadores que estaban preparados para desafiar los valores existentes, en busca de una forma de comunicación más efectiva y original.” ( Bridgewater, Peter. p. 13, 1992)

El diseño de principios del siglo XX, fue una reacción contra la decadencia de la tipografía y el diseño de finales del siglo XIX. El símbolo de la tipografía moderna es la tipografía sin serif, inspirada en los tipos industriales de finales del siglo XIX. En 1919 surge la Bauhaus con una concepción integradora de las diferentes manifestaciones artísticas, técnicas y de comunicación donde se articularon diversas corrientes vanguardistas que contribuyeron a la producción de diseños tipográficos innovadores, a la publicidad, al diseño industrial y a la arquitectura. Artistas como Paul Klee y Kandinsky indagaron en esos primeros años del siglo XX sobre el origen del lenguaje visual en geometrías básicas:
Otra gran aspiración estuvo justamente en el plano de la comunicación gráfica, en la conformación de su especialidad como un área moderna de incumbencia, no equiparable a las antiguas artes gráficas. Allí intervinieron, no sólo legados vanguardistas sino también aportes técnicos y conceptuales de la psicología, la publicidad y la propaganda de masas, generando un espacio nuevo de articulación y de expresión, donde la proyectación se abría no solamente a la innovación tipográfica y formal sino a la inclusión de la fotografía y otras composiciones plásticas. La utopía del orden y el ideal de la ilustración de lograr la democratización del acceso al conocimiento y a la distinción de los saberes, se plasmaban aquí en un primer paso fundamental: la legibilidad.” (Arfuch, 1997: 200).

Jan Tschichold, Herbert Bayer, Laszlo Moholy-Nagy, y El Lissitzky son los padres del diseño gráfico moderno y precursores de la Bauhaus , ellos fueron pioneros en las técnicas de producción y en los estilos que se utilizaron consecutivamente.
Entre 1910-1920 las vanguardias artísticas influyeron decisivamente en el diseño gráfico: la fotografía, la psicología del color, la revolución de la tipografía, del collage y del fotomontaje constituyó, no sólo la plataforma de nuevos repertorios lingüísticos, sino de igual forma, sus postulados teóricos. El Futurismo, el Cubismo, el Constructivismo, el Dadaísmo, el Surrealismo entre otras formas de expresión. Las vanguardias del siglo XX constituyeron los antecedentes que conceptualmente incidieron en la construcción de un nuevo diseño gráfico, en el cual se integraron las diferentes manifestaciones y vertientes como el cartel, el diseño tipográfico, el diseño publicitario, imagen de identidad corporativa, entre otras.
El siglo XIX fue un siglo de cambios originados por la revolución industrial, donde se sucedieron acontecimientos que influyeron en la creación de una sociedad basada en nuevas formas de pensar y de hacer, cuyos pensamientos se manifestaron a través de diversas concepciones como liberalismo económico, la oferta y la demanda, el nacimiento de grandes empresas, ampliación de nuevos mercados, surgen las exposiciones universales y aspiración de progreso. La evolución de la actividad económica y el naciente capitalismo fueron dos escenarios favorables para desarrollar la publicidad, que tardaría no obstante en configurar su propio sistema de funcionamiento.
Estados Unidos fue el país donde primero se desarrolló la publicidad moderna, aquí surgieron los primeros agentes de publicidad que buscaron financiamiento para los periódicos, contratando anuncios, estos agentes posteriormente fueron los precursores de la agencia de publicidad. En 1869 nace la primera agencia de publicidad moderna de la historia. A principios del siglo XX las agencias se profesionalizaron y seleccionaron con mayor rigurosidad los medios donde colocan la publicidad. La creatividad y el lenguaje de la imagen como soporte de la comunicación de masa fueron un factor determinante en la concepción de los anuncios.
El diseño gráfico ha jugado un papel protagónico en la publicidad, formando parte de las estructuras necesarias para el desarrollo de los procesos de comunicación que permiten mejorar el proceso de creación y difusión de las campañas y, con ello, asegurar al máximo el logro de los objetivos de los anunciantes, el diseño gráfico ha contribuido a que las imágenes creadas para tales fines, se convirtieran en excelentes mediadoras de la comunicación comercial y posteriormente de la persuasión para el desarrollo no solo del consumo de los productos y servicios, sino también de la ideas. (Landa, 2004).
En los años 60, el diseño gráfico ya formaba parte de la cultura y de la economía de los países industrializados, el desarrollo de los medios de comunicación fueron determinantes en el desarrollo del diseño gráfico como parte inherente de la publicidad moderna, la prensa en primera instancia, el cine, la radio, la televisión y posteriormente la informática y los medios interactivos.
Durante el siglo veinte, los medios de comunicación adoptaron nuevas formas y nuevas tecnologías que aportaron al diseñador gráfico un mayor control sobre el proceso de comunicación visual. Es indudable, que en los años 90 las nuevas formas de comunicación de la era digital, como es el caso del sistema de distribución de información World Wide Web de Internet, presentaron nuevos retos al profesional y consecuentemente al futuro del diseño gráfico.
Hoy en día las tecnologías de la comunicación expresadas mediante las telecomunicaciones, la informática y las tecnologías audiovisuales, son indiscutiblemente mediadoras de un proceso comunicativo en la interacción hombre-sociedad que dinamizan y fortalecen los diferentes procesos sociopolíticos e ideológicos, económicos y culturales y su orientación filosófica o partidista, ellas son parte de las grandes innovaciones tecno-científicas, que conforman la cultura tecnológica de la sociedad, que hoy en día constituyen unos de los retos importantes del presente siglo XXI, donde los medios de comunicación masivos y en particular el lenguaje de la imagen como expresión de la comunicación visual, son los soportes de mayor influencia en la inducción de nuevos paradigmas de la sociedad.
Sobre la influencia creciente del diseño gráfico en la sociedad, Enric Satué reflexiona:
(…) la progresiva ampliación de los campos de intervención del diseño gráfico, cuya vertiginosa inflexión al alza se inicia en los años cincuenta con la implantación del medio de comunicación de masas más poderoso de la historia (la televisión)… En efecto, este secular servicio a la comunicación, recluido y fragmentado principalmente en la edición de libros, la industria de la impresión y las agencias de publicidad cobra a mediados de los años setenta una nueva dimensión y se proyecta con fuerza multidisciplinar, contribuyendo decisivamente al desarrollo y modernización de los mensajes visuales emitidos desde entonces por televisión, prensa, revistas, imagen corporativa packaging -o imagen de producto- y programas de señalización. Para ello, ha sido determinante la incorporación decisiva de técnicas de expresión gráfica como la fotografía, la pictografía, la señalética, la fotocomposición y la infografía, con las que se ha constituido el cuerpo casi místico de la informática. Por cierto, una revolución triunfante igualmente imprevisible que, según los oráculos tecnológicos más influyentes, ha dejado al diseño gráfico en una posición estratégica privilegiada, llamada a suceder a la arquitectura y al diseño industrial en la guía de la cultura del proyecto y sus disciplinas. (Satúe, 1997: 12).

En la esfera de la comunicación, la informática ha posibilitado una mayor economía de recursos y de utilidad tecnológica de los medios, hoy existen más opciones para percibir los medios de comunicación masiva: los filmes pueden ser consumidos por diferentes alternativas tecnológicas, mediante la proyección en directo en las salas de cine, por la vía de la TV., el video-tape o en video-disco. Los canales en formatos VHF, de onda corta, la TV por cable o satélite.
El formato digital ofrece una mejor calidad de recepción de imágenes y sonidos, y el mensaje transmitido no difiere de la producción original, asimismo los procesos de impresión robotizados, la transmisión de información para el proceso de reproducción directamente de la computadora a la prensa, sin tan siquiera transitar por los procesos intermedios de la preprensa digital que muy pronto se convertirá en un proceso de producción tradicional.
Los avances tecnológicos en el Diseño Gráfico han facilitado el desarrollo no solo de los procesos productivos, sino que han enriquecido las formas de expresión y las capacidades creativas del diseñador gráfico conceptualizador. En este sentido se destacan los programas y herramientas de dibujos vectoriales, del mismo modo los de mapas de bits como principales instrumentos para la materialización de proyectos creativos y diseños innovadores, reduciendo los tiempos y costos de producción. También existen otros programas para la realización de proyectos gráficos de caracteres visuales y audiovisuales, que contribuyen a la innovación del desarrollo del pensamiento del diseñador gráfico, unido a la importancia que tienen la ciencias sociales en la formación de una estructura de pensamiento que dará como resultado a un profesional equiparado en el orden intelectual con otros profesionales de la comunicación con los cuales comparte el mismo espacio comunicativo.
Es por ello que consideramos que no solamente el diseño gráfico se inserta en el concepto de comunicación social desde la perspectiva del siglo XX considerado el siglo de las comunicaciones, por todos sus aportes científicos en el campo de las ciencias sociales y de las tecnológicas de la comunicación y de la información que obviamente han consolidado una visión universal del lenguaje de la imagen y a reforzar el concepto de diseño gráfico desde una perspectiva histórica como una de las principales manifestaciones de la comunicación social de esos procesos. Si dividimos el diseño en las principales expresiones de la comunicación podemos llegar a la conclusión que estas se reducen a tres factores principales: en primer lugar a los procesos de edición y diseño editorial; en segundo lugar con el surgimiento y desarrollo de la publicidad y finalmente con los procesos de diseño de la identidad corporativa y los sistemas de señalización que constituyen un paradigma de la comunicación visual moderna.
El Diseño Gráfico es una de las manifestaciones de la comunicación que sin lugar a dudas, ha transformado el mundo visual de las sociedades en la era moderna, contribuyendo a modificar las estructuras y funcionamiento de la sociedad por su alcance, grado de influencia y penetración, asimismo ha contribuido a un mayor desarrollo científico-técnico, sociocultural, político e ideológico, a partir de la práctica proyectual de soluciones inteligentes y de estrategias de comunicación gráfica calificadas, eficientes y efectivas, que coadyuvan a facilitar la comprensión de los mensajes que afecta e interesan a todos los niveles y escala de la sociedad y a elevar los niveles de percepción de las grandes masas.
Resulta obvio a partir del análisis desarrollado anteriormente asumir al diseño gráfico como una profesión de la comunicación desde una perspectiva histórica, no solamente por los aportes significativos a la ciencia de la comunicación social en su expresión mayor “la comunicación visual” sino también por los aportes en los diferentes niveles de percepción y manifestaciones visuales que están presentes en todos los procesos de comunicación humana.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s